Series

Lovercraft Country, nueva serie en HBO

Lovercraft Country o Territorio Lovercraft es una de las series que esperábamos desde hace algún tiempo con expectación los seguidores de la mitología “lovercriana”. Después de ver el primer episodio tenemos una opinión de esta serie de ¿terror? inspirada en la novela del mismo nombre de Matt Ruff. Con tanta oferta donde elegir, ¿merece la pena ver la serie de HBO?

¿De qué va Lovercraft Country?

Antes de dar comienzo con la opinión, ponerte en contexto de la nueva serie de la plataforma de streaming HBO.

Ambientada en los años 50, Atticus Freeman (Jonathan Majors), un joven soldado de la Guerra de Corea, junto con su tío y su “novia-amiga” dan comienzo un viaje por EE.UU. para poder esclarecer algunas cuestiones de su pasado de las que han recibido nuevas noticias.

Durante este viaje nos dan a conocer la peculiar y complicada situación de los afroamericanos en la américa rural y racial, mientras diferentes mitos y monstuos de Lovercraft aparecen en la historia, así como sectarios y lugares bastantes peculiares.

En este primer episodio nos introduce en los dimes y diretes de la familia de Atticus, quizás de una manera algo lenta y hasta podríamos decir que poco atractiva para el espectador. El comienzo de la “aventura” o road movie de los tres componente sucede tras un motivo algo cojido con pinzas o no bien explicado: el conocer el origen familiar, y completar una guía de viaje para negros.

Lo que nos motiva a los más frikis en este tipo de series ya sean de comics o literarias, es coger algunos guiños o situaciones especiales. Uno de ellos puede ser el sectario que aparece dibujado en un mapa de carretera del tío de Atticus. Tan solo nos faltaba un dado de 20 por la mesa…

¡Cualquier excusa es buena para adentranos en el mundo de Lovercraft! Y para allá van nuestros protagonistas.

¿Terror o crítica social?

Pues la verdad, es que cuando uno intenta abarcar mucho al final parece que no consigue nada. Y es en resumen la sensación que nos da esta nueva serie de HBO, producida por Jordan Peele y J. J. Abrams.

No sabemos si es por el momento de tensión racial en EE. UU. o ha sido casualidad, pero si lees diferentes críticas u opiniones de la serie en internet, encontrarás más datos sobre la crítica social de la serie que sobre si los monstruos de Lovercraft son más o menos feos.

Es interesante encontrarnos con series como Watchmen donde la historia y la trama está muy relacionada con esa crítica social que el autor nos quiere transmitir. Pero en Watchmen esa “ideología” o crítica no se superpone en ningún momento (o en casi ninguno) a la historia que nos quieren contar.

Caso contrario parece ocurrir en Lovercraft Country, desde el comienzo con 5 minutos de música blues, y un acontecimiento racial tras otro la supuesta “crítica social” se superpone a aquello que buscabamos al querer ver una serie sobre la mitología “Chtulhuidea”. La acción ocurre tan fuera de lugar, que te parece estar viendo otra serie, en vez de Territorio Lovercraft.

Y con esto no queremos decir que estamos en contra de dar a conocer la historia que ocurrió en EE. UU, en este caso, o incorporar la crítica social en un medio que llega a millones de espectadores. Sino que realizar esa mezcla tan “obligada” de géneros, no ha dado el resultado esperado.

Y ya que hablamos de crítica, serie y HBO, recomendamos La Conjura de América, una serie basada en la novela del gran Philip Roth, donde puedes darte un buen “atracón” de crítica social, y de la buena.

En definitiva, que si esperas ver un atracón de mitos y monstruos en esta nueva versión del mundo de Lovercraft quizás te lleve una desilusión, por el momento. Tenemos que esperar a ver como continúa el desarrollo de la serie, confiando que J.J. Abrams no nos haga como casi siempre, y nos ponga reto tras reto, misterio tras misterio, episodio tras episodio, realizando una bola que no se desenreda hasta casi su conclusión.

Te dejamos el trailer de Lovercraft Country

Por cierto, los shoggoths parece que no entienden de razas.

Join The Discussion