Series

Devilman Crybaby es la primera obra maestra de anime de Netflix

Prácticamente no existe nada que se pueda decir acerca de Devilman Crybaby que antes no fuese dicho a través de falsas reseñas intelectuales y/o escogidas metáforas.

Devilman Crybaby, la serie anime que llega a Netflix

La exclusiva serie de Netflix, trata de una reinvención de Devilman, la serie de anime del año 1972, aunque con algunas modificaciones que le dan un toque moderno. Aunque depende en su mayoría de redes sociales, como por ejemplo, YouTube, Twitter e Instagram, como parte de su narrativa posterior, aún se encuentra fuertemente arraigada hacia la misma premisa creada por Go Nagai, creador y escritor del manga original.

La historia cuenta la vida de Akira Fudo, un personaje que ha sido siempre algo llorón y que se le caen un montón de lágrimas por sus mejillas solamente por ver a alguien más llorando y/o al experimentar toda clase de emoción que pueda considerarse extrema.

Tanto su exterior un poco tonto como su buen corazón lo convierten en un individuo ridículo, frente a varios de sus compañeros de clase en algunas otras versiones de Devilman; sin embargo, en Devilman Crybaby, él sencillamente es más débil al no estar con el Ryo Asuka, su mejor amigo, el cual es completamente contrario en cada uno de los sentidos posibles.

Devilman Crybaby para Neflix

Ryo tiene un coche deportivo, trabaja como profesor en una universidad norteamericana y su personalidad es sumamente cruel; poco le importan las opiniones que puedan tener otras personas y además es muy bueno manipulando. La paleta de colores de Akira está compuesta por tonos negros y colores oscuros, mientras que Ryo se basa en colores amarillos con tonos claros.

Cuando Ryo le cuenta a Akira que ha descubierto que los demonios existen en la vida real, el pobre se lleva una verdadera sorpresa, quien además resulta ser lo suficientemente débil para dejarse persuadir por su mejor amigo en su intento de exponer a dichos demonios. Eventualmente, Ryo y Akira van a una fiesta repleta de humanos, los cuales han dejado de lado toda razón y se han abandonado a los placeres de la carne, además de consumir drogas y de beber.

El propósito de Ryo es dibujar a los demonios ocultos entre los humanos y pasado un tiempo, consigue comenzar con su plan y capturar a uno de los demonios más poderosos, Amon; quien posee a Akira con el propósito de dar vida a “Devilman”, el cual es un demonio que retiene su humanidad y naturaleza empática, a la vez que aprovecha al máximo cada uno de los poderes con los que cuenta un demonio.

Desde ese momento toda la serie es algo completamente extraña y surrealista y se puede ver como  finalmente Devilman rescata, al que en algún momento fue el débil y llorón Akira, de las cenizas de un remolino de imágenes/sonidos grotescos e intensos. Mientras, Ryo, quizás un sociópata, se muestra seducido por sus éxitos y empuña armas de distintos tipos sin importarle el resto del mundo, ya que planea exponer a los demonios utilizando a Akira, ahora convertido en Devilman, como si se tratara solo de una herramienta.

Debido a que Akira renace teniendo una personalidad totalmente nueva, dejando de lado tanto a su empatía como a sus rasgos humanos, resulta ser ahora mucho más atractivo y fuerte de lo que alguna vez fue. Las chicas enloquecen por él y Miki Makimura, la única chica que de verdad importa, tiene una serie de conflictos con los cuales debe lidiar.

Todos aquellos que se encuentran cerca de Akira, Ryo y Maki comienzan a cambiar y lo mismo ocurre con los demonios, por lo que se desata una guerra en la que Ryo tiene un papel mucho más importante de lo que puede pensarse al comienzo.

 

Si te ha gustado compartelo 🙂
Share on Facebook
Facebook
3Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Únete a la charla