Cine

“Turno de día” la película de Netflix que llegó al corazón friki

Quizás pueda ser algo exagerado comenzar diciendo que “Turno de día” pueda catalogarse como “película de culto friki”, pero igual no se queda tan lejos. Queremos darte las principales razones por las que pensamos que esta película de caza vampiros no pasará a ser una peli más del género. ¿Estarás de acuerdo con nosotros?

Hay películas que por una extraña razón llegan al corazón del mundo friki. No estoy hablando de películas o sagas míticas como Star Wars, o Indiana Jones, sino de otras mucho más exclusivas y “elitistas” dentro del mundillo.

En la década de los 80 y 90 era casi normal tener estos referentes en el cine y series. Películas como Willow, La Princesa Prometida, o El Ejercito de las Tinieblas; así series como Galactica (la nueva), Firefly o más modernas como “Lo que hacemos en las sombras” son algunos de los ejemplos. No es ahora el momento de hacer un listado de producciones exclusivamente frikis pero si nombrarlas para saber a que nos estamos refiriendo y ponernos un poco en contexto.

Estas producciones ochenteras se caracterizan generalmente por lo siguiente:

  • No eran producciones dirigidas a un público de masas.
  • Su fama viene del boca a boca.
  • Algunos momentos son recordados entre los espectadores más frikis. (Soy Iñigo Montoya, tu matastes a mi padre,…).
  • No hicieron varias trilogías sobre ellas (o si las hicieron a nadie les importó).
  • La crítica normal las suelen poner a parir y ni siquiera las entienden.
  • Hay iconografía friki sobre ellas para gente muy exclusiva.

Y aunque en estas décadas que hemos indicado era normal ver películas que cada cierto tiempo se convertían en un referente en el mundo friki (pero el friki de verdad, el de los juegos de rol, disfraces, comics en papel, etc) pasado algunos años hubo un oscuro silencio. Hasta que llegó quizás una película que sorprendió por una originalidad difícil de encontrar ya en los 2000. La película de la que hablamos fue Zombieland (2009).

¿Otra película más de Zombies?

Pues no. Zombieland tenía un gran reparto, encabezado por Woody Harrelson, un humor no digerible para todos los públicos, y una temática pefecta. Nada podía fallar…, hasta que hicieron la segunda parte y la liaron.

Turno de día, la película friki que no nos esperábamos en Netflix

¿Otra película más de vampiros?

Pues no. ¡Gracias Netflix, por fin nos has dado un película decente (para los frikis)! Te ha costado, pero por fin lo has conseguido.

Turno de día recurre a la misma fórmula que Zombieland, aunque no llega, por poco, a la altura de esta última.

La película recurre a tópicos que funcionan muy bien entre los frikis. Si en Zombieland es la guía de supervivencia Zombie, aquí hablan de los estatutos del cazador. Si en ZL teníamos los diferentes tipos de Zombies, aquí también podemos encontrar cinco nuevos tipos de vampiros. Si en ZL quedaba muy bien aplastar cabezas (nunca cortar), aquí las cortamos y aplastamos.

Y luego está el tema de los vampiros, un tema que nunca se quema… Desconocemos si J.J. Perry se ha basado en algún juego de rol o videojuego para recrear su mundo, pero me extrañaría que no apareciera algún manual desarollando un mundo de Cazas Vampiros con tintes peliculeros (nos encantaría).

No olvidarnos del papel de Seth que aporta hilarantes situaciones en sus enfrentamientos con los vampiros. Es el personaje que no puede faltar en cualquier partida de rol.

De Foxx tan solo decir: ¡Queremos que nos prestes tu colección de camisas Hawaianas!

Como decíamos, ha sido casi un milagro que Netflix haya dado en el clavo con esta producción. La pena para los espectadores es no haberla vivido en el cine, ya que seguramente hubiera sido de esas películas que empiezan con una recaudación regular, y terminan siendo un bombazo.

¿De qué va Turno de día?

Atención puede tener spoilers.

Turno de día (iba a escribir Truno de día jeje) una comedia de acción con su propia visión del género vampírico y protagonizada por Jamie Foxx como un cazador de vampiros que limpia piscinas.

La película sigue a Bud Jablonksi (Jamie Foxx), un padre trabajador que utiliza su trabajo diurno de limpieza de piscinas en los Valles de San Fernando como fachada para su verdadera fuente de ingresos: cazar y matar vampiros. Un día asiste a un trabajo y mata a un vampiro anciano, recogiendo sus dientes para venderlos, antes de dirigirse a casa para recoger a su hija Paige y devolverla a su esposa distanciada Jocelyn (Meagan Good).

Desesperado por no perder a su familia, Bud le pide a Jocelyn que le dé la semana para reunir los fondos que necesita para quedarse en California. En su lugar, se ve obligado a volver al sindicato para conseguir un precio justo para recaudar los fondos, un sindicato del que había sido expulsado por comportamiento inapropiado. Utilizando la reputación de su amigo Big John, se le permite volver al sindicato, pero sólo a condición de que el representante sindical Seth le acompañe en sus cacerías.

La vampiresa Audrey (Karla Souza), que está tratando de comprar propiedades en los valles para dirigir una comunidad de vampiros. Pronto Bud se ve envuelto en una batalla mayor con Audrey mientras intenta conseguir los fondos y salvar a su familia.

Jamie Foxx está carismático como siempre y la química que tiene con Dave Franco es muy evidente. Eso, junto con algunas escenas de acción bastante rápidas, brutales y ridículamente divertidas.

 

¿Tendremos qué esperar mucho más para que Netflix nos vuelva a sorprender? O quizás lo haga J.J. Perry con alguna nueva producción antes. ¿Un Turno de noche quizás?

Review: Turno de día
  • Valoración
4.7

Únete a la charla