Cine

Maze Runner: La cura de la muerte

Maze Runner es una película en donde un grupo de jóvenes amnésicos despiertan en un claro boscoso en medio de un laberinto repleto de monstruos y trampas, por lo que crearon toda una comunidad al estilo “Lord of the Flies” y donde como no podría ser de otra manera, llega el típico sabelotodo y de algún modo, sabe lo que deben hacer para solucionar el problema.

La película cuenta con una narrativa un tanto interesante debido al hecho de que no explican lo que ocurre hasta que los jóvenes se encuentran fuera del laberinto, justo antes del final de la película, donde explican que una infame compañía llamada WCKD, los coloco dentro del laberinto para realizar experimentos de conducta, con el fin de intentar hallar la cura para combatir un virus zombi que asolo a la mayoría de los países alrededor del mundo.

¿Qué hace que esta entrega sea distinta a las dos anteriores?

Básicamente, que el protagonista es masculino.
¿De qué trata esta tercera entrega de Maze Runner?

Hace alrededor de dos años se estrenó la última película de esta saga llamada Maze Runner 2: The Scorch Trials, por lo que posiblemente no muchos recuerden lo que sucede o de que va la película; sin embargo, la principal conclusión consiste en que los jóvenes que quedan se unen a un ejército de resistencia “anti-WCKD” y que se encuentra ubicado en los páramos.

No olvidemos que el único miembro femenino de este grupo de jóvenes, en realidad era una científica que se encontraba espiándolos bajo las órdenes de WCKD y que al final de la película anterior regresa a trabajar para The Death Cure, es decir, regresa al laboratorio dirigido por la compañía que los metió en el laberinto.

¿Qué ocurre en esta película?

La chica renegada y llamada Teresa, continúa trabajando para WCKD, realizando experimentos extraños con el antiguo líder de los chicos, quien fue capturado.

Al mismo tiempo, Thomas (el héroe) trabaja junto a la resistencia con el propósito de rescatar a los sujetos de prueba que han sido capturados, por lo que desarrolla un plan para escaparse finalmente y que les permitirá huir hacia un refugio ubicado en una isla. Además, intentará rescatar al líder capturado por WCKD, manteniendo la esperanza de solucionar los problemas con Teresa, ya que mantenían algún tipo de relación antes de descubrir que ella era una espía.

Sin asombrar absolutamente a nadie, la temida misión que emprende el grupo anti-WCKD, es obstaculizada por la discrepancia dentro de las filas en ambos lados dividiendo a los auténticos creyentes, de aquellos que únicamente desean pelear y tener oportunidad de descubrir una cura sin importar el precio.
¿Qué es lo mejor de esta tercera entrega?

Después de incesantes tiroteos, persecuciones, sigilosas infiltraciones y peleas, todo se hace mucho más interesante, por lo menos al llegar a los últimos 30 minutos de la película, ya que es el momento en que se desarrollan disturbios callejeros, destruyen rascacielos y además hay una infiltración dentro de la base maligna.

La película sería mejor si…

Toda la película podría ser un poco más tolerable si en lugar de usar numerosas escenas poco interesantes, hubieran optado por irse directo hacia las más buenas y dejar de lado las numerosas escenas donde únicamente se muestran monólogos y reuniones entre personajes secundarios que realmente no se destacan dentro de la saga.

¿Vale la pena ver esta película?

Es sencillo pensar que todo hubiese sido mejor si en lugar de hacer tres películas hubieran hallado un modo de resumir toda la historia en una única peli suficientemente buena; sin embargo, vale la pena ver Maze Runner: The Death Cure para seguir la línea de las dos anteriores entregas.

Si te ha gustado compartelo 🙂
Share on Facebook
Facebook
4Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Únete a la charla