Cine

Friki Crítica: Rogue One: una historia de Star Wars

Rogue One es la primera película de Star Wars sin tener un número romano en su título. Una historia de Star Wars. Pero la pregunta es ¿merece la pena esta historia?

Después de ver la enésima película de Star Wars, la expresión que más puede definirla es la de “ni fu, ni fa“. Las expectativas eran altas, las críticas positivas, pero la sensación final puede ser la de haber visto una película más, que no pasará en ningún caso, a una videoteca de películas para la historia.

Como en casi todas las críticas se comenta, Rogue One circula entre la nostalgia de las películas de George Lucas, y la nueva aportación de Disney (con sus nuevos muñecos para vender).

En un primer momento ibamos al cine con la idea de encontrar una película más oscura, más dramática, y dejando a un lado las “noñerías” de la anterior trilogía. Despúes de salir de la sala, la sensación que nos queda es la de un argumento que tiraba hacia lo anterior, pero que algo ha impedido hacer una película diferente a todo lo que ya había sobre Star Wars.

Ni Jin Erso (la guapa protagonista), ni el Capitán Cassian (se llevan los inexpresivos), logran conectar totalmente con la película, ni entre ellos. En ocasiones daba la impresión de esas películas en el que mismo actor se desdobla para hacer de dos personajes, y nuncan llegan a salir en una misma toma juntos. Es una pena, porque el personaje de Cassian daba la sensación de tener mucho más recorrido, quizás hubiera dado mucho más.

Respecto a los secundarios, pues tampoco llegan a aportar mucho más en el global (aunque tampoco restan). El personaje que más nos llama la antención es el de Saw Guerrera (Forest Whitaker), por más vuelta que le damos al personaje, no tenemos ni idea de cuál es su aportación a la película. Ni el propio Whitaker, creo yo, que sabe aún que pinta en la película.

El único personaje que si parece aportar algo fresco, y que puede llegar a calar en el espectador es Chirrut. Un guerrero ciego, que confía en la fuerza, pero que no llega a ser un yedi. Pero de nuevo, es un personaje que se podría haber explotado muchísimo más, quizás interesaba más el combate de naves en el espacio.

El comienzo de la película es bastante caótico. Al contrario que las películas clásicas donde hay una clara linealidad de la historia, en Rogue va de un planeta a otro, de un sitio a otro, de un personaje a otro; sin que haya conexiones claras, ni un referente claro (si exectuamos a la propia Jin Erso). Añadiendo un exceso de nuevos personajes y razas, con una clara vocación de Disney para vendernos nuevos “muñequitos”.

En definitiva, ciertas situaciones me han recordado a jugar una partida de rol bien planteada, pero con un master (director de juego) novato, que hace llegar a sus personajes a sus objetivos hagan lo que hagan (ya sea de forma correcta o incorrecta).

“Tenéis que encontrar un tesoro, pero para encontrar el tesoro necesitáis un mapa, pero que el mapa lo tiene un hombre, y tenéis que rescatar a su hija para que os de la llave de una caja donde encontrar una pieza…”

Lo anterior, podría ser un resumen algo exagerado, de la trama de Rogue One.

Aunque por ahora todo son críticas negativas, también hay que alabar que la película es bastante entretenida. Con buenos momentos para los fieles seguidores de la saga galáctica (un gran guiño la aparición de Peter Cushing). Y para no spoilear la peli, no queremos contar nada más sobre trama, apariciones, etc.

Lo que si sería un deseo, más que otra cosa, es que futuras “historias de Star Wars”, se desligaran completamente del gran lastre simbólico de las anteriores películas… O que haga todo lo contrario, y siga con fidelidad el espíritu de “Lucas”. Este experimento, que se ha quedado en medio, ni es lo uno, ni lo otro.

…¿Y Darth Vader? Pues llegó, aunque sin que lo esperaramos realmente.

¿Habéis visto Rogue One? Seguro que tenéis vuestra opinión, y nos gustaría conocerla.

Si te ha gustado compartelo 🙂
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Únete a la charla